domingo, 9 de noviembre de 2014

Primera Conversación

Julio, 2003

Era de noche, alrededor de las 7. El clima como de costumbre en esas fechas era frió y húmedo, no era mi favorito. Durante muchos meses había estado meditando en cuanto a la posición en la que me encontraba, era algo como estar varado en alta mar o atrapado en un tráfico, o simplemente como dicen ahora “estar en nada”.
Cuando Dios te quiere hablar Él lo hace de muchas maneras, la más común es por medio de las escrituras pero también puede enviar a alguien para que te comunique el mensaje, siento que esta manera es una muestra generosa de su gran amor. Pero ¿Qué pasa si a pesar de estas muestras de amor, nosotros aun no vamos por el camino que deberíamos? Yo creo que a veces Él tiene que usar herramientas más poderosas para hacernos entender y me da un poco de pena pensar que no respondí al primer llamado como debí hacerlo y tuve que ser llamado de otra forma. Así que ahí estaba yo en una noche fría y cotidiana, había recibido la visita de un hermano amigo de la familia a invitarme a hacer algo por mi vida, algo que cambiaría el curso de ella por completo, algo que solo a las 19 años puedes reconocer como lo mejor que te puede pasar como joven miembro de la iglesia. Pero como dije antes, a veces los ángeles que Él envía no son suficientes. Me hallaba meditando vagamente y sin cuidado sobre aquellas palabras de aquel hermano robusto, veterano de la iglesia, amigo de la familia, y con el poderoso nombre que lo definía al llegar a nuestro hogar: “maestro orientador”, un título lamentablemente muy subestimado.
Estaba en el segundo piso de mi casa, piso que por lo general se encontraba vacío, lleno de recuerdos hermosos y felices que la vida pasada nos había dejado antes de que las cosas cambien. Estaba sentado sobre la cama viendo una película que no recuerdo. La luz del pasadizo próximo estaba prendida, y la habitación solo era iluminada por la luz de la televisión. Fue en ese momento, mientras me cobijaban unas frazadas y me alimentaba con algunas bocaditos, que la habitación se puso en silencio, mis oídos no prestaron atención a ningún otro entretenimiento, empecé a sentir un ligero ardor en el pecho y escuche una voz suave y apacible que hablo no solo a mi mente sino a mi corazón y me dijo: -“Mira a tu alrededor”, inmediatamente gire mi cabeza y observe las cosas que poseía, la ropa que vestía, los alimentos que comía, la casa donde me alojaba, las personas con quien vivía. Presencie cada detalle desde la perspectiva que Dios deseaba que lo hiciera, y pensé en mi madre sentada en el 1er piso viendo algún programa de televisión, pensé en mi hermano y en mi abuelo que aun tenia a mi lado, fue después de este rápido escaneo que esta misma voz continuo hablándome y dijo con una amorosa reprensión: “¿Cómo puedes ser tan desagradecido?”, fue entonces ahí que me di cuenta; el ardor en mi pecho ya no era ligero sino más bien era como una explosión de emociones, de gozo pero a la vez de tristeza por darme cuenta que verdaderamente todo ese tiempo había sido desagradecido con mi Padre Celestial. El me hizo ver que tenía comida, tenía abrigo, tenía una casa y más importante aún que había nacido dentro de un hogar al cual yo aún considero perfecto, no puedo negar que la mayor bendición que tengo en mi vida era la de haber nacido dentro de esta grupo de personas maravillosas a quienes tengo el honor de llamar familia. Había recibido mucho y era poco lo que había hecho. Había sido enormemente bendecido y no lo sabía. Al instante de darme cuenta de ello, hice algo que nunca había hecho antes a solas, me arrodille al borde de la cama y trate de orar a través de mi llanto pidiendo perdón por haber pensado en otras cosas que no eran las que el Señor esperaba de mi a los 19 años y que si había alguna razón que aún no conocía para poder servirle, al menos yo ahora conocía una y era que no podía ser desagradecido con El. Mi oración termino con una dulce calma y a pesar de no tener ni una idea de lo que me esperaba detrás de aquella decisión que tome, baje a la sala y acompañe a mi madre unos minutos aun procesando la idea, y en un tono muy tímido le dije : -Mamá, me voy a ir a la misión. Ella no me creyó, me dijo que dejara de bromear, y es que ya muchas veces había puesto en claro que no lo haría. Esta vez no fue así, cuando se dio cuenta que estaba verdaderamente decidido, me abrazo fuertemente y lloramos juntos. Los siguientes días fueron mucho más felices,  llenos de gozo, de seguridad en el futuro y una confirmación de que era el camino correcto.

El Señor me ha visitado muchas veces, ha hablado conmigo y confirmado muchas otras cosas. Creo que le debo mucho al permitirme oír su voz y explicarme el plan que tenía para mí y de permitirme usar mi albedrío de la manera más justa posible. Él vive, El me hablo, respondió una pregunta en mi corazón secretamente guardada. Y aun hoy le agradezco aquella hermosa conversación.

domingo, 16 de febrero de 2014

“Primer día en el CCM”

Marzo 4, 2004
 “Primer día en el CCM”
Había pasado algunas horas desde que fui apartado como misionero de La iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, fue tanta la emoción de aquel acontecimiento que me quede dormido en el sillón de mi sala, en donde inusualmente, en esta ocasión se llevó a cabo dicho momento. Fue el nerviosismo, ansiedad, y esos sentimientos que aun a los 19 años no conoces, que me dejaron durmiendo por unas cuantas horas antes de levantarme temprano con dirección al Centro de Capacitación Misional. Pensaba, pensaba mucho, y  más en que existen momentos difíciles cuando tienes que decir hasta luego a alguien, siempre me gusta decir eso en vez de adiós o incluso un clásico “chau”. Y es difícil con aquellos a quienes tal vez no exista un “luego” después de esa despedida. Me toco despedirme de mi Abuelo Celestino Horta, El pionero del evangelio en nuestra familia, figura sabia y respetada en la familia, vecindario y en la iglesia, ya a sus casi 94 años era imposible para mí no pensar que esta sería la última vez que lo vería. Para mi sorpresa el decidió ir al CCM para despedirme, eso me alegro.

Observaba las calles de la ciudad de Lima detenidamente por la ventana del carro, para que al regresar trate de  ver si había algún cambio en mi querida metrópoli. En la mañana había caído una ligera llovizna, por el distrito de La Molina, esto le dio un tono de melancolía a esta despedid y al llegar ahí, solo quedaba despedirme de mis amigos. Estaba muy feliz por el apoyo que me habían brindado, pero mi emoción de embarcarme en esta nueva misión disipo las ganas de sentirme triste. Entre y deje mis cosas en mi nuevo cuarto y fui a un salón donde se realizaban las charlas y reuniones dominicales, era un espacio abierto y grande en donde reunieron a mis padres y mi abuelo. Fuimos presentados ante los líderes y les explicaron que pasaría con nosotros en los siguientes 2 años. Rogaba dentro de mi corazón poder tener algún consuelo sobre este distanciamiento con mi familia, en especial con mi abuelo. Al despedirme no llore, tampoco mis padres, y mucho menos mi abuelo, pero pude ver en su rostro lo orgulloso que estaba de mí. Me acerque a abrazarlo y darle un beso en la mejilla y tocar su cabeza suave y observar sus ojos celestes como su nombre, aquellos ojos que siempre cargaron amor, sabiduría y mucha comprensión, me acerque a él y dijo a mi oído: “Aquí te voy a esperar, hijo”, y proféticamente, así como muchas de sus palabras en los años pasados que lo conozco, así sucedió.

domingo, 19 de enero de 2014

Despedida


Febrero 26, 2004

Casi todas las veces que alguien ha dicho cosas buenas sobre mí en público, me han hecho sentir incómodo y avergonzado, en especial si son amigos cercanos. Faltan 6 días para entrar al CCM y me encontraba con un grupo de amigos del barrio san juan en mi casa grabando un casete con sus últimas palabras antes de mi partida al campo misional. Recuerdo oír el calificativo de bromista, molestoso y chinchoso, características aceptables para mí porque lo soy, aunque bondadoso y servicial no me las creí, habrá sido el momento supongo. La noche se acababa y comenzaba a revisar las cosas que llevaría a la misión, no creo que lleve el casete, pero si llevare las palabras y los calificativos en mi corazón y hacerme recordar que ese soy yo, y que debo volver con mejore atributos sumándolos a los que ya poseo. Continuaba con las clases de preparación misional, aunque en realidad nunca tuve una formal, no se si no sabía que habían o que tenía que llevarlas, pero si tuve una persona que me ayudo. Recuerdo un buen amigo que me apoyo al momento de volver a la iglesia y con un solo vinculo en común (la música) logro que confiara en él y así lo hice. Siempre estaré agradecido a Roberto Hidalgo por el tiempo que se tomaba para enseñarme sobre ese nuevo mundo al cual consideraba una dimensión desconocida y que estaba a punto de entrar por una puerta con fecha ya establecida. Me resultaba aterrador a veces, pero a través de sus experiencias misionales, todo eso me resultaba más relajante y emocionante. No tuve alguien que fuera una especie de tutor para aconsejarme sobre temas de la misión, pero creo que cuando carecemos de algo en nuestras vidas podemos ver el amor de Dios cuando Él nos compensa de alguna y otra forma, esas bendiciones también se les llama amigos. Yo hasta esa fecha nunca había escuchado la charla 1 que daban los misioneros. Habiendo nacido en el convenio supongo que no necesitaba oírla, pero entre todas estas lecciones que mi amigo impartía recuerdo aquella en la que él me enseño esta charla. Fue en uno de los salones de clases en la Estaca San Juan, y recuerdo aquellas cosas que hacen de esa experiencia inolvidable, el cambio de voz, la seguridad en los ojos, la convicción de su testimonio, el poder de la verdad que residía en su corazón. El espíritu llego directo a mí como una flecha y sentí que lo que él hablaba era verdad. Quede conmocionado, con un gozo en el corazón, quede listo para ser misionero. Meses después entendí que eso mismo sentía cada investigador que enseñaba, pero a mis 19 años el haber oído estas palabras me hicieron sentir más seguro de la divinidad de la obra que estaba por cumplir. No llore, porque entre amigos no se llora, así le dije, y él me dijo: Claro si somos bien machos. Nos abrazamos y le agradecí por su testimonio, pero más aún por su amistad, la cual aún mantengo.

Marzo 03, 2004

Hoy fue mi despedida y apartamiento. Sentimientos opuestos, pero en general estaba feliz. Me despedí de muchos amigos y de la familia. Quisiera enmarcar algunas palabras que se quedaron grabadas en mi corazón, y que aun hasta ahora influyen en mí y me hacen recordar lo mucho que Dios me ama. Recuerdo a un joven retornado algo extrovertido pero muy querido por las jóvenes, se llama Alexis Barrios, toco la puerta de mi garaje un tanto apurado, se detuvo a desearme suerte y despedirse, pero me dijo algo que siempre practique y compartí con mis compañeros en la misión, él dijo: “Max, Ama a las personas”, “Hagan lo que hagan, te escuchen o no, amalas con todo tu corazón, no te rindas con ellas”. Solo atiné a decir “Gracias”, pero esa pequeña palabra fue sincera, y creo que demostré esa gratitud al seguir ese gran consejo, que creo haber seguido y vivido en mi misión. Gracias amigo.

Como número especial unos amigos retornados cantaron una canción que tiene mucho significado para mí: “Te hallare mi querido amigo”, hasta ese momento no sabía que era una canción, yo había escuchado esa historia unos 3 años atrás, y fue ahí cuando el deseo de ir a una misión nació, pero esa es otra historia. Después, mi tío Héctor no dudo en dar unas palabras, recuerdo que se paró y me dijo que a pesar de que muchas veces me rehusaba a pensar en salir a una misión el confiaba en algo, y él se refirió a los “Grandes padres que tengo”, Él sabía que había sido criado con mucho amor y con buenos principios, y que mis padres eran personas justas y Dios concede los deseos de nuestros corazón a los justos, y esta no sería una excepción, comprendí también que no solo por ello mi corazón se ablando y tome la decisión de salir en la misión, aunque si tuvo mucho que ver con ello, pero esa también es otra historia. Finalmente durante mi discurso de despedida veía a todos los jóvenes y me sentía apenado por dejar al grupo de amigos que había obtenido en la iglesia. Como dije antes, los hombres no lloran, pero no pude dejar de quebrarme en mis últimas palabras antes de partir, (aclaro “quebrarme” como voz quebrada mas no lagrimeo). No recuerdo que dije, pero es verdad a veces uno habla y habla y no sabe lo que dice, y aun me pasa, pero solo sé que repetía muchas veces que no sabía cómo sería estar allá, ni que haría exactamente, solo sabía que tenía que estar ahí y punto! Meses después entendí que en verdad, no tenía ni la menor idea de lo que en verdad iba a hacer, pero no importo, por nunca estuve solo.

jueves, 9 de enero de 2014

Dias de un Misionero




Febrero 9, 2004

Día Soleado, mesa de comedor. Comencé a hacer algo que nunca había hecho: leer las escrituras con bastante atención, antes no lo había hecho y si lo hacía era por menos de diez minutos y de manera despistada. Me sorprendí cuanto había cambiado en estos últimos meses desde que tome la decisión de salir a una misión regular. Uno de los cambios más notorios en mi persona fue el deseo de leer más, parecía una droga de la que no me cansaba de consumir, que rara comparación, pero es algo así, a pesar de que nunca he sido víctima de alguna adicción. Parecía que la media hora diaria establecida en mis horarios ya no era suficiente, parecía que el solo el libro de mormón, no era suficiente, decidí ir con algo grande y busque entre los libros de mi mama el manual para el alumno usado en institutos de más de 300 páginas allá por los años 70, para mi perspectiva el libro era inmenso, igual decidí escudriñar y saber el porqué, como y donde de las situaciones dentro de este libro que comienzo a amar con todo mi corazón y que está formando parte básica del fundamento de mi fe. Esto ha estado sucediendo todas las mañanas y me asombra verme sentado del desayuno hasta el almuerzo estudiando, tal vez dentro de mí quiero compensar el tiempo perdido, tal vez solo es cuestión de aprender más para cuando me toque testificar en la misión. Aunque debo confesar que mis días no pasan entre páginas y manuales, sino también en salidas y un romance. Si me doy el lujo de llamar romances a mis 19 años, tal vez no lo es para otros, pero es como lo siento ahora y eso es lo que importa. Después de muchísimo tiempo nunca creí poder ilusionarme otra vez, y así paso, acabo de conocer a una joven en el barrio y me siento de feliz de que a pesar de sobrevivir un corazón roto, este se reconstruyo y volvió a latir. Una de las cosas más increíbles que uno puede aprender es volver a amar. Comienzo a pensar que hay muchas cosas que no se, por más que lea y lea las escrituras hay algo que aprenderé estando allá, espero poder responder bien ante ello, dentro de emoción, existe una combinación de miedos y ansiedad, no me siento preparado, es la verdad pero a pesar de eso y no tener idea que es lo que me espera, solo sé que tengo que ir y leer todo lo que pueda.










domingo, 23 de enero de 2011

¿Con quien, Cuando y Porque nos casamos? Por John Bytheway .....Este fragmento ha sido traducido y dividido por mi en algunos temas que pertenecen al mismo discurso dado en Education Week en BYU., Tengo todo el material, asi que pueden dejar sus comentarios e informarme si desean el archivo de audio en ingles o la traduccion escrita al español en Word. A Continuacion la ultima Parte. Parte 4

¿Qué pasa si no tengo respuesta?
Muchas veces el recibir  ninguna respuesta, es una respuesta. En nuestros esfuerzos por hacer lo correcto decimos  que haremos todo lo que el Señor nos mande hacer,  solo que esperamos que nos diga que cosa es.  Ese es un deseo justo, pero es como si estuviéramos frente a una fogata y dijéramos: “Dame fuego y luego te daré leña”,  tienes que hacer el trabajo antes de obtener el beneficio. Recuerden que cuando Nefi y sus hermanos trataron de obtener las planchas de Laban sus primeros dos intentos fallaron, pero cuando Nefi hizo el tercer  intento él no dijo: “Señor no me moveré hasta que me digas exactamente que hacer”, sino dijo “E Iba guiado por el espíritu sin saber de antemano lo que tenía que hacer”, esta fue una verdadera prueba de fe y Nefi siguió sin saber que iba a pasar. Elder Marion G. Romney  enseño que el  Señor puede ayudarnos y magnificarnos en muchas maneras pero solo lo hará si primero movemos nuestros pies. Tal vez  es más fácil reconocer una respuesta negativa que una afirmativa, en muchos casos de mi vida me he preguntado  si debía seguir una carrera u otra, y mientras que poco a poco iba obteniendo conocimiento sobre las decisiones  que quería  tomar, me di cuenta que si una decisión estaba mal o me llevaba aun lugar equivocado o simplemente no era para mí, El Señor sin fallar me lo haría saber: “Eso está mal” “Eso no  es para ti”, tal vez de una u otra forma me lo mostraba porque Él sabe que debemos crecer espiritualmente,  y sabe lo que es mejor para nosotros, y generalmente El no apunta hacia algo y dice : “Abre esa puerta camina 10  pasos y dobla a la derecha”, El no actuara así, pero si es algo incorrecto, el Señor nos lo hará saber, estoy seguro de eso, así que en vez de decir “No me moveré hasta sentir un ardor en mi corazón, deberíamos decir,  Si  me moveré  a menos que sienta que no es correcto., y si siento que no es correcto no lo haré”, Mientras eliminas todos los caminos por los que no deberías ir , fácilmente te encontraras yendo por el camino correcto al cual debes ir. Y luego recibirás la confirmación “Si, sé que estoy yendo el camino correcto, estoy haciendo lo que mi Padre Celestial desea que haga, porque no estoy haciendo las cosas que no debería hacer”. Esto es parte de nuestro proceso de crecimiento y parte de la manera en como aprendemos a hacer lo que nuestro Padre desea que hagamos. El Señor le dijo a Oliver Cowdery, que primero debía estudiarlo en su mente antes de tomar una decisión, yo supongo que debemos hacer nuestra tarea en casa y tomar la mejor opción y cuando estemos listos para actuar estaremos mejor preparados para recibir una respuesta del Señor. Joseph McConkie dijo: “Una mujer recibió una propuesta de matrimonio de un joven con el que estaba saliendo,  al no tener ella en claro sus pensamientos y sentimientos busco consejo en su obispo, él le dijo que no podría ni tomaría ninguna decisión por ella, pero le sugirió que si ella se sometía a estar dispuesta para hacer algo, inmediatamente recibiría una confirmación o impresión; y así lo hizo,  y mientras tuvo la resolución de hacerlo sintió estar sumergida en un mar de obscuridad, la relación no duro más de 24 horas, ella agradeció la manera en como el Señor le manifestó la verdad de las cosas y así ella se sintió más aliviada de la posible vergüenza y sufrimiento que hubiera causado el prolongar esa relación”. Tengo mucha confianza al saber que el Señor no nos dejara solos en esta decisión y que nosotros podemos esperar ser guiados aun cuando no nos demos cuenta de ello. También aprendí que cuando hacemos lo mejor que podemos el Señor honra nuestros esfuerzos. El Pdte. Brigham Young cito: “Si no supiera la voluntad de mi padre, ni lo que él requiere de mí, si le pidiera que me de sabiduría con respecto a cualquier asunto de esta vida o de la eternidad, o sobre mis hijos o amigos o aquellos sobre los que yo tenga mayordomía, y no recibiera una respuesta de él, y hago lo mejor que mi juicio me enseñe, Él está en la posición de honrar mis acciones, y lo hará con todas mis intenciones y propósitos”.

¿Novios en la vida Pre terrenal?
Algunos jóvenes piensan que hicieron algún tipo de acuerdo matrimonial en la vida premortal. Algunos aun buscan a esa persona con la cual se SUPONEN deberían casarse. La sección “Tengo una pregunta” de la Liahona de junio 1977, afirma que la primera presidencia aseguro en 1971 que no existe ninguna evidencia o revelación que afirme que hicimos algún tipo de contrato en la vida pre terrenal con respecto a este asunto ni que escogimos a nuestros padres, hijos o compañero eterno. Pdte. Joseph F. Smith escribió: Es posible de que sea verdad en un punto así como falso en otro, esto requiere de mucha imaginación para poder pensar  de que Dios está en todas las decisiones de cada ser humano. Lo mejor que podemos tener es la habilidad de poder construir una relación con nuestros esfuerzos y méritos, en vez de cualquier otro contrato pre terrenal que suponemos haya ocurrido. El Pdte. Boyd K. Packer también enseño: “Tú debes hacer tu decisión aquí y ahora, el verdadero amor viene de una manera tan hermosa y natural, que a veces podemos decir sobre alguien “Ellos fueron hechos el uno para el otro”, aun así no creo en el amor predestinado, si tu deseas la inspiración del Señor y su crucial decisión debes vivir las normas de la iglesia, y debes orar constantemente para obtener la sabiduría a fin de reconocer a aquellas personas correctas y las cualidades sobres las cuales deberías basar una relación. Tú debes tomar la decisión, Tu debes escoger,  a tu compañera ideal en vez de creer que algo o alguien ya escogió a esa persona especial para  ti”.

¿Debo orar y ayunar para que el Señor me manifieste con quien debo casarme?
El Elder McConkie hablo en un artículo llamado “Albedrio o Inspiración” y  pregunta: “¿Cómo escoges a tu esposa? He escuchado a muchas personas en la universidad de BYU decir: “Debo tener un sentimiento” “Debo tener una inspiración” “Debo recibir algún tipo de revelación”, “Debo orar y ayunar para que el Señor me manifieste con quien debo casarme”, Bueno tal vez se sorprendan un poco con lo que diga pero nunca en mi vida pregunte al Señor con quien debería casarme, nunca se me ocurrió hacerlo,  yo fui y encontré a la chica que quería, ella encajaba, evalué las posibilidades y me pareció que estaba cien por ciento seguro de que ella era la correcta para mí. Ahora si hubiese hechos las cosas perfectamente bien, hubiese pedido consejo al Señor, lo cual no hice,  pero lo  que si hice fue orar al Señor y pedir por guía y confirmación con la decisión  a la que había llegado”.
Para muchos jóvenes adultos el matrimonio llega a ellos sin mucho esfuerzo y rápidamente, para otros, incluyéndome a mí, pasamos por un proceso un poco más difícil. Cuando nos preguntamos si en verdad existe eso que llaman “enamorarse” o si todo esto es invento de Hollywood. Estoy agradecido de tener otras fuentes fuera de los medios de comunicación de la cultura popular que nos ayudan a responder la pregunta ¿Qué es enamorarse?, En las películas, es  cuando la cancioncita empieza y todo se vuelve en cámara lenta, pero ¿Qué hay de la vida real? El Pdte. David O. McKay describo una vez la conversación que tuvo con su madre:  Mi madre me dijo una vez: “Si alguna vez conoces a una chica en cuya presencia te hace sentir que quieres lograr tus metas, que te inspira a dar lo mejor de ti, te inspira a hacer lo mejor en todo, tal mujer es digna de tu amor y puede hacerlo despertar desde muy dentro de tu corazón, yo declaro que eso es una verdadera guía.” El Pdte. Ezra T. Benson dijo también una vez algo similar: “Un gran instrumento de medida para saber si la persona es la correcta para ti o no es esta: ¿En su presencia tienes pensamientos nobles?, ¿Te inspira a realizar actos buenos?, ¿Deseas ser mejor de lo que ya eres?”, Si fusionamos estas dos declaraciones podemos obtener por lo menos 6 cosas para poder describir los tipos y sentimientos que estamos buscando:
Deseas lograr todas tus metas.
Te inspira a dar lo mejor de ti.
Te inspira a hacer lo mejor en todo.
Tienes pensamientos nobles.
Te inspira a realizar actos buenos.
Te inspira a ser mejor de lo que eres.
Me gustaría sugerir que esas 6 cosas pueden reducirse a 2. Mientras estés en el proceso de cortejo y compromiso, comenzaras a preguntarte ¿Por qué amo a esta persona? Y dentro de todas tus razones que puedas tener espero que al menos incluyan estas dos: “Mi novia es alguien a quien respeto” y “Mi novia es alguien a quien admiro”. Después de que la juventud y la belleza se hayan ido esos 2 aun permanecerán, estos 2 creo yo son el núcleo del verdadero amor. Y aquellas personas tendrán el mismo efecto en otros como amigos y familia. Hablando por experiencia no hay nada más hermoso que descubrir que tus amigos y familia a quienes tú también respetas y admiras, sienten respeto y admiración por tu novia. Las películas, la música y la cultura moderna enseñan que la belleza física es lo más importante que hay, pero la verdad es que tal tipo de belleza ha sido sobre valorizada. Esto no significa que busquen a la persona menos atractiva que halla. Tú debes sentirte atraído por tu pareja físicamente. El Pdte. Benson afirmo que esa es una de las cualidades que debemos buscar en nuestra potencial esposa pero que no debería sobreponerse a las demás, hablando a los jóvenes dijo: “No esperen la perfección en su pareja, no busquen algo en particular que les haga pasar por alto aquellas cualidades verdaderas, como la de tener un testimonio fuerte, vivir los principios del evangelio, desear tener un hogar amoroso, querer ser una madre en Sion, querer apoyar a su esposo en sus responsabilidades del sacerdocio, entre otras más. Por supuesto que debe atraerte, pero “No pases  el tiempo buscando y saliendo con chicas solamente por  entretenimiento, sin tener en cuenta de lo que el Señor desea que en verdad hagas.” Estar atraído por la persona que quieres es importante, pero recuerda que la apariencia de la persona comienza a cambiar una vez que tú la vas conociendo. Todos hemos conocido personas de buen aspecto que de repente empezaron a perder su belleza cuando empezaron a revelar su aspecto interior y que este resultaba ser uno nada noble y más superficial de lo que pensábamos. Y a veces conocemos a personas que son de apariencia regular y que de repente al ir conociéndolos y demostrando su interacción con otros revelaron su bondad y nobleza. Cuando en verdad amas a alguien por lo que es por dentro, permanecerán atractivas para ti por siempre. He sido conmovido por las palabras de Gordon B. Hinckley, él dijo : “Me senté para la cena en una ocasión frente a mi esposa la otra noche, fue hace 55 años cuando nos casamos en el templo de Lago Salado, los rasgos de una joven bella estaban sobre ella, era hermosa y yo estaba encantado, ahora por más de medio siglo hemos caminado entre tormentas así como por días soleados, hoy ninguno de los dos somos tan altos como lo éramos en ese tiempo, mientras la observaba atreves de la mesa, reconocí algunas arrugas en su rostro y manos y pensé ¿Son aquellas menos hermosas que antes? ¡No!, En verdad son aún más bellas, esas arrugas tienen una belleza propia y la  heredan de su fortaleza, integridad y  amor que fluye más rápido y de forma silenciosa como jamás lo haya visto.” Yo creo que la atracción tiene mucho más que ver con la personalidad de una persona que por la apariencia. Una  vez que ya estas casado, experimentaras los altos y bajos de la vida y te darás cuenta que tan poco la apariencia importa en un matrimonio feliz, y así veras que  una disposición feliz hará que tu pareja sea más bella que nunca. Así que por todos los medios, cásate con alguien con la que sientas una atracción, solo asegúrate que “Lo que este adentro coincida con la de afuera”.


¿Por qué es tan importante casarnos?
Cito en Doctrina y Convenios 131 “En la gloria celestial hay tres cielos o grados y para alcanzar el más alto, el hombre tiene que entrar en este orden del sacerdocio es decir, el nuevo y sempiterno convenio del matrimonio; y si no lo hace, no puede alcanzarlo. Podrá entrar en el otro, pero ése es el límite de su reino; no puede tener progenie.” Debido a que el matrimonio es tan importante, la  pregunta siguiente seria ¿Por qué el matrimonio es tan urgente? ¿Por qué siempre hay personas que se me acercan y me preguntan cuándo me voy a casar? Cuando yo era un joven adulto quería casarme, solo que no quería parecer desesperado porque no sería atractivo para nadie, pero tuve un tiempo algo difícil, algo en mi rostro hacia que las mujeres desearan irse a una misión, o conseguir un pasaporte y salir del país; sabía que el matrimonio era importante y sabía que era urgente pero ¿Por qué? Aquí hay algunas razones creo yo:
1. La posibilidad de la transgresión moral o estar expuestos mucho tiempo a las tentaciones de la carne.
2. Hay mucha sabiduría y conocimiento para llegar a convertirnos como Dios que el único ambiente perfecto para nuestra preparación es dentro de un matrimonio, como un padre, madre o esposo.
3. Es una ordenanza y hay una urgencia en cumplir con todos los pasos que nos llevaran directo al Reino celestial.
4. Mientras más permanezcamos solteros, las posibilidades de encontrar pareja en edad similar a la nuestra son más escasas.
5. EL reloj biológico sigue corriendo para hombres y mujeres.
6. Es la mejor manera de vivir.
Esa última es mi favorita porque sé que es verdad, es una  mejor manera de vivir, el Pdte. Kimball, enseño: “Mientras el matrimonio es difícil, y encontramos muchos matrimonios frustrados, la felicidad en él es posible y el matrimonio puede resultar en el mejor gozo que la mente del hombre puede concebir.”
Para muchos adultos solteros y para muchas otras personas las cosas a veces no se desenvuelven de la manera que una las planea, encontramos obstáculos y giros que no nos esperábamos y es por eso que nuestro viaje por la tierra se convierte en una gran aventura si tenemos la actitud correcta. Tu tiempo para esperar casarte puede que sea lejos pero valdrá la pena la espera, incluso si no llega en esta vida, las promesas de la vida eterna y amor eterno aún son tuyas en el tiempo del señor si tan solo eres fiel. Un Proverbio nos dice que confiemos en el Señor con todo nuestro corazón y no seguir solos con nuestro propio entendimiento, y parte de confiar en el Señor con todo nuestro corazón es confiar en Su tiempo. D y C 111: 11 dice: “Por tanto, sed prudentes como la serpiente, y al mismo tiempo sin pecado; y yo dispondré todas las cosas para vuestro bienestar, en cuanto podáis recibirlas.”

Tiempo de Terminar
Dicen que terminar es algo difícil, y lo es, a veces nos preguntamos porque tenemos que pasar por ese tipo de cosas, nos ponemos a pensar ¿qué podemos aprender al tener un corazón roto?, o tal vez cuestionar nuestro verdadero valor en este tiempo. Orson F. Whitney enseño: “Ningún dolor que suframos, o problema que pasemos es desperdiciado, este forma parte de nuestra educación, al desarrollo de cualidades tales como paciencia, fe, actitud, humildad, todo lo que sufrimos y perseveramos especialmente cuando lo hacemos con paciencia construye nuestro carácter, purifica nuestros corazones, expande nuestras almas, nos hace más tiernos y caritativos más dignos de ser llamados hijos de Dios”. Es bueno recordar que el Salvador también sintió rechazo de personas a quien él amó y quería bendecir, si has pasado por una rompimiento difícil sería bueno que recuerdes estas palabras que oí de uno de mis consejeros: “Tal vez el camino incorrecto es el correcto, y este te sirva para llevarte a un camino mejor”.

Los Deseos de Nuestro Corazón
Sugiero que lean el artículo “Romper con alguien, sin romperse en pedazos” del mes de junio de 1982 de la liahona, del hermano Goin Wells, Recuerden que también sus deseos de casarse y tener una familia son deseos justos, y en las escrituras el Señor ha dicho que nos bendecirá por los deseos justos de nuestro corazón. El hecho de que desees casarte tal vez es más importante de lo que crees. Lean la historia del Pdte. Boyd K. Packer: “Hace muchos años un presidente de estaca me pidió que aconseje a una pareja joven, el brillante joven y su adorada esposa habían recibido la triste noticia de que no podrían tener hijos propios, tenían el corazón destrozado ya que era lo que más deseaban en la vida, y se les había enseñado y consideraban un privilegio que no tiene precio, y ahora  les era negado. ¿Por qué? Decían ellos. ¿Por qué? ¿Porque? Los consolé lo más que pude y les ofrecí mi apoyo pero realmente esto no era suficiente para aliviar el dolor que ellos sentían. Mientras ellos se iban de la oficina, los llame y les dije: “Ustedes son una pareja muy afortunada y bendecida”, ellos quedaron aturdidos, y comenzaron a preguntarse ¿Por qué? ¿Porque diría tal cosa? Acaso no había entendido lo que se me dijo?, respondió el joven ¿Por qué dije que eran afortunados y bendecidos cuando se les había negado aquello que más deseaban en la vida? ¡Hijos Propios! Y les respondí: “Porque los desean”. En la perspectiva final de todo esto, aquello será de un valor incomparable. El Señor ha dicho que juzgara a todos los hombres de acuerdo con sus obras, de acuerdo con sus palabras y de acuerdo con los deseos  de su corazón”. Claramente el Señor reconoce tus deseos justos, mientras tanto haz lo mejor que puedas para ser feliz, disfruta la vida por completo. El Elder Ashton mientras se dirigía en una charla fogonera cito a Karylin Davidson: “Aun no he visto que el matrimonio convierta a una persona infeliz en una feliz,  una persona casada y feliz siempre ha sido alguien que ha sido feliz mientras estuvo soltero”.
El Señor no dijo “Esta el hombre en la tierra para que tenga gozo, a no ser que sea soltero”. Yo creo que el Señor espera que hagamos algo con nuestras vidas, y que sirvamos y seamos una bendición para los demás, sea que estemos casados o no,  sentarse en una silla y ser miserable no es una estrategia para hallar la felicidad. Aun cuando el matrimonio en el templo sea la más grande de mis metas, tanto en esta vida o más allá, me preocuparía si no hiciera de ella mi enfoque central. El matrimonio es algo que mayormente viene de forma natural, de vivir la vida al máximo, y de una estrategia planeada para poder llegar a cumplir esa meta. Gordon B Hinckley dijo una vez cerrando un discurso con un poema: “Si yo fuera tu ¿Qué haría?, SI el cortejo y el matrimonio no vendrían, me daría miedo pero diría que no hay tiempo para ello, ocúpate en algo, encuéntralo y haz de ello importante” La vida es hermosa, y hay tantas cosas buenas que puedes hacer para bendecir a otros y  hacer del mundo algo mejor solamente porque tu estuviste ahí Así que hago eco al Pdte. Hinckley, “Mantente ocupado, busca algo que hacer, y vive la vida al máximo”, recuerden Nefi dijo “Iré y hare” no dijo “Me sentare y esperare”, el Pdte. Hinckley continua: “Hay quizá algunos que no han tenido la oportunidad del matrimonio a ti me gustaría decirte algunas palabras, “No pierdas el tiempo preguntándote porque te pasa esto y por qué te sientes que vives en el país de la miseria, Dios te ha dado talentos de muchas formas, Dios te ha dado la capacidad de servir a otros y bendecir sus vidas con nobleza y preocupación, acércate a alguien en necesidad, hay muchos allá afuera, añade conocimiento al conocimiento, refina tu mente y tus habilidades en la profesión que elijas, nunca en la historia del mundo la mujer ha tenido tantas oportunidades profesionales como las tiene ahora. No creas que porque estas soltero Dios se ha olvidado de ti,  yo repetí su promesa antes “Se humilde y el Señor te dará respuesta a tus oraciones”,  el mundo te necesita, la iglesia te necesita, hay tantas personas que de alguna forma necesita de tu fuerza, sabiduría y talentos. En conclusión, aprendamos otra lección de la cárcel de Liberty, el profeta José Smith enseño: “Saben hermanos que un barco grande es beneficiado en gran manera por un pequeño timón en tiempos de tormenta cuando las olas y el viento atacan” este verso de aquí debería alejar la preocupación a los jóvenes solteros. A veces te sientes como si estuvieras en un gran barco y no sabes cómo navegarlo, y estas en una tormenta y no sabes cómo dirigirlo, antes era todo escrito y dicho, fuiste un diacono, maestro, presbítero, luego Elder y fuiste a la misión, al igual que las mujeres fueron abejitas, damitas y laureles, pero ahora parece que no hay una camino detallado para seguir, ¿Qué te mantiene a salvo? La respuesta es un pequeño timón, un pequeño timón  te mantiene en un curso, te da estabilidad, te da un destino y un propósito en la vida, te da una razón de saber a dónde vas, pero si no tienes un curso y vives sin un destino, sin una razón, simplemente flotas y el viento te lleva a cualquier lugar. Pero como un joven Santo de Los Últimos Días, sabes quién eres, sabes porque estás aquí, y sabes a dónde vas, y si eres un joven que no está seguro que es lo que tiene que hacer te aconsejaría que te mantengas cerca de tu obispo y busques consejo de él, háblale de tus deseos de estar involucrado en el servicio, además involúcrate en  Institutos, nuestros líderes aconsejan a todo joven de 18  a 30 años de pertenecer a este hermoso grupo de jóvenes que se preparan todas las semanas a aprender sobre el evangelio y el propósito de sus vidas. Rodéate de buena gente que está dispuesta a aprender y vivir el evangelio, toma la decisión de siempre estar activo en la iglesia, de cumplir con tus convenios y estar siempre haciendo obras buenas, este es el timón! y el destino y el propósito que tienes siempre te mantendrán en el curso. Así que cuando algunas personas se acerquen al piano y te pregunten y saquen conclusiones de manera desconsiderada, ten cuidado, no dejes que eso te amargue, solo recuerda que tú y el Señor  saben la verdad, así que pon la pieza de música a un lado y toca lo que puedes tocar, y sigue tocando porque los pianos silenciosos no atraen público. Hay varias cosas en la vida que por afuera no parece tener sentido  conozco a una hermana soltera adulta a quien admiro mucho, que me dijo una vez que si con tan solo orar, ayunar, y visitar el templo eran las únicas cosas que tenía que hacer para encontrar un esposo, ella tendría varios Nefis haciendo fila en la puerta de su casa. A veces puedes hacer todo lo que se supone que hagas y no recibir la bendición prometida, Nefi hizo todo lo que tenía que hacer y aun así recibió un horrible trato de sus hermanos, Abinadi también recibió una horrible muerte después de hacer todo lo que se le mando, y por supuesto Jesucristo vivió una vida perfecta y sufrió más de lo que cualquier otro ser pudiera sufrir, se pueden ofrecer otros ejemplos, pero es suficiente decir que vivir correctamente no necesariamente significa vivir de una manera fácil, he sido impresionado por las palabras de este autor desconocido en su poema: Mi vida ha sido una conexión entre mi Dios y yo, yo no elijo los colores, Él lo hace, a veces siento pesar y yo tonta y orgullosamente olvido que El ve lo de arriba y yo lo de abajo. No me dice nada, ¿enseñará Dios sus propósitos y me explicara mis porqués? Las amenazas oscuras no significan nada si sus manos me cubren y no significan nada como los caminos de oro y plata que él ha hecho para mí “. Casados o solteros todos buscamos paz,  la paz es el sentimiento de saber que estamos haciendo lo mejor que podemos  con lo que tenemos, la paz es el sentimiento de que podemos ver a Dios y que el sabrá los deseos de nuestro corazón, la paz es creer que Dios algún día explicara todos nuestros “¿porqués?”, para hallar paz nosotros debemos allegarnos al príncipe de Paz, Jesús enseño “Mi paz os dejo, no como la da el mundo, no dejes que se aturda vuestro corazón, tampoco que sienta miedo”, he leído muchas veces este pasaje y nunca pensé en el como un mandamiento, hasta que oí un discurso del Elder Holland, hablando de esta escritura él dijo: “Yo declaro que este es uno de los mandamientos de Dios que incluso entre los miembros de la iglesia es el más desobedecido, estoy convencido de que herimos profundamente a nuestro Salvador, cuando el ve  que su pueblo no se siente a salvo bajo su cuidado,  o seguro en sus manos, o no confía en sus mandamientos”. En conclusión, podemos confiar en Él, así que haz lo puedes hacer, y encuentra paz en el Salvador, estoy agradecido por la iglesia de Jesucristo de los Santos de Los Últimos Días, estoy agradecido por el plan de salvación que nos enseña lo importante que es el matrimonio y la familia, estoy agradecido particularmente por los líderes que me han sido de mucha ayuda y consejo, y espero que seas exitoso mientras el Señor te dirige en tu vida. En el nombre de Jesucristo, Amen.

domingo, 9 de enero de 2011

¿Con quien, Cuando y Porque nos casamos? Por John Bytheway .....Este fragmento ha sido traducido y dividido por mi en algunos temas que pertenecen al mismo discurso dado en Education Week en BYU., Tengo todo el material, asi que pueden dejar sus comentarios e informarme si desean el archivo de audio en ingles o la traduccion escrita al español en Word. A Continuacion Parte 3

                                                                                                                                          
Expresiones de Afecto
Se cuidadoso con las expresiones de afecto. Recuerden un beso es un compromiso, algunos jóvenes pueden considerar las expresiones de afecto como diversión inofensiva y tal vez crean que besar está bien como algo recreativo, pero estas expresiones son poderosas y sagradas y comunican un nivel alto de compromiso y es por eso que debemos tener cuidado, Elder Bruce C. Haven aconsejo “Siempre sean emocionalmente honestos con las expresiones de afecto, a veces no somos tan cuidadosos como deberíamos, acerca de con quien, como, donde y cuando expresar nuestro afecto. Cuando alguno de Uds. hombre o mujer se les permite entrar al corazón de un joven, usted están en tierra santa, en ese lugar uno debe ser honesto consigo mismo y con su amigo acerca del amor y sus expresiones y símbolos.” Algunos hombres jóvenes caen en la mentalidad de querer ser conquistadores cuando se habla de expresiones de afecto y  no es nada sorprendente al pensar de donde lo sacaron, si alguna vez vemos en la televisión series o comedias acerca de jóvenes, se dan cuenta que cuando uno regresa de una cita le preguntan ¿Qué paso? en términos de expresiones de afecto,  y no preguntan cosas como “¿Cómo es ella? O si ¿Te gusta? O de ¿De qué hablaron?, lamentablemente los medios han convertido el salir en citas en un concurso basado en puntos obtenidos por medio de las caricias y besos. El problema también es que estas expresiones también están ligadas fuertemente a nuestros sentimientos, y es rudo e insensible tratarlas de una manera tan ligera. El Pdte. Thomas Monson dijo: “Hombres tengan cuidado de hacer llorar a las mujeres, porque Dios cuenta sus lágrimas”. Cada joven que ha escuchado varias charlas de la iglesia debe recordar que mucho se habla de la ley de castidad, en seminario, en fortaleza para la juventud, apóstoles y profetas hablan fuertemente acerca de esto. Un indicador sobre la espiritualidad de alguien con quien sales es el respeto hacia la ley de castidad y su conducta respecto a las expresiones de afecto, su actitud antes del matrimonio al menos te dará una idea de lo que su actitud será después del matrimonio. Hombres y mujeres que no tiene un respeto total sobre las reglas en el proceso de cortejo, mayormente suelen romper las reglas incluso después de decir “acepto”. Hemos sido aconsejados por nuestros líderes a ser cuidadosos con las expresiones de afecto, no porque son malas, sino porque son buenas, es más la palabra que las puede describir mejor es ¡Sagradas! Cuando la relación se ha tornado en una relación física, es más difícil juzgar si la persona te interesa  por quien es, o si es que has desarrollado un vínculo emocional por medio de las expresiones de afecto. Una buena manera de saber si las cosas se han vuelta más físicas es acordar en pasar por lo menos 2 semanas o más en no besarse ni tocarse. Vean si simplemente disfrutan la compañía del otro o si están cometiendo un error sustituyendo intimidad sentimental por la intimidad física. La atracción física en una pareja puede enmascararse en la falta de comunicación entre ambos, algunas parejas pueden saber cómo besarse, pero no saben cómo comunicarse. Para ellos la parte física es lo que los sostiene y no les permite desarrollar cariño ni comunicación. Se siente bien dar a alguien un abrazo o sentirse cerca a alguien físicamente, pero estos sentimientos son muy poderosos y pueden llevarnos a mucho dolor si no son manejados cuidadosamente, así que yo digo que es mejor ser conservador cuando se trata de afecto físico, por muchas razones:
1. El Señor nos ha pedido muchas veces que controlemos nuestras pasiones.
2. Cuando no estás pensando tanto en el afecto físico es cuando puedes pensar mejor en la relación en la que estas y en las desiciones que abarcan el futuro de ella.
3. Si llegan a terminar, el dolor y la vergüenza será menos a comparación de lo que sería si fueras conservador en tus expresiones de afecto, recuerden también que es mundo pequeño especialmente en la iglesia y muchas de las personas con las que alguna vez saldrás las volverás a ver quizás en llamamientos futuros  y en esos momentos no te gustara sentir remordimiento o vergüenza en la presencia de ellos.  
Los besos y otras formas de afecto mandan mensajes  de los cuales otros reciben y actúan de acuerdo a ellos. Así que asegúrate de que tus acciones es ten en armonía a los parámetros de la Fortaleza para la Juventud, y que tus acciones coincidan con tus palabras. De otra manera es deshonesto e hiriente. Hace 2000 años atrás las acciones de alguien no coincidieron con sus intenciones. “Judas, ¿traicionas tú al Hijo del Hombre con un beso?” Judas uso un símbolo de afecto como un arma de traición, y nuestras acciones no deberían traicionar a nuestras verdaderas intenciones tampoco. Así que  cuando llegues a casa con una conciencia tranquila despertaras con el rostro brillante en la mañana, recuerden que “La primera luz de gozo en nosotros por la mañana solo proviene de la virtud expresada en la noche anterior”.

A veces deseamos salir con alguien con muchos problemas, y nos podemos decir  ”yo puedo ayudar a esta persona” y aun que esto sea un motivo noble, debemos recordar que nos estamos preparando para la decisión más importante en nuestras vidas con consecuencias eternas. El hecho  es que la misma persona que llega al cuarto de sellamiento es la misma cuando se retira de él. Las probabilidades son que si tienen problemas cuando están comprometidos es muy fácil de que los sigan teniendo después de casados. Asegúrate de encontrar a la persona correcta, porque el matrimonio no es el lugar para moldear a alguien en lo que deseas que sea. Debido a que el matrimonio es muy importante cada joven debe esforzarse por guardar sus convenios y ser digno de la compañía del espíritu. Recuerden que ahora  más  que nunca necesitaran de la compañía del espíritu en el proceso de conseguir una familia y en las demás relaciones que precedan a ella, la clave para la guía espiritual no es cuanto ores, o que pasos de la oración sigas, o lo que tú digas, la clave para la guía espiritual se resume en una palabra: “Dignidad”.  Ya sea que nos casemos en esta vida o no, guardar nuestros convenios es la mejor forma de vivir en paz y con gozo.

¿He recibido una respuesta?
Algunos jóvenes preguntan ¿Pero porque tenemos diferentes respuestas  cuando oramos acerca de esto? Ese es otro dilema que proviene de un deseo justo de seguir al espíritu, tal vez a una pareja que tiene algunos problemas estén confundidos porque creyeron haber recibido una respuesta acerca de su relación, Elder Goin Wells explica: Algunas parejas pueden discutir cuando dicen haber recibido una revelación acerca de su relación y luego dicha relación no llega a funcionar, ¿Pero porque? Es posible que  desees tanto que tu relación funcione que llegues a malinterpretar los sentimientos espirituales, o en resumen pongas palabras en la boca de Dios. A veces  resaltamos mucho lo que “un buen sentimiento” es, cuando en realidad no es más que “un buen sentimiento” y nada más. Pero hay otras posibilidades: La gente cambia, tal vez la relación tuvo su potencial en un momento pero ya no, la respuesta del Señor pude ser una respuesta sobre la capacidad de la relación, sus posibilidades, su potencial, pero no una garantía con frutos finales.
Otro caso. Tal vez uno en la pareja reciba lo que creemos es una respuesta afirmativa, y  el otro una respuesta negativa, muchas veces uno piensa que puede depender la  espiritualidad del otro y debe seguir cualquier revelación que esta reciba. Elder Oaks enseño: “He escuchado casos en donde las personas dicen haber tenido Experiencias en donde el Señor les ha dicho que deberían casarse porque su novio o novia tuvo una revelación de que él o ella debía casarse; si esta revelación es verdadera será confirmada a la mujer si ella decide buscarla, mientras tanto no tiene la obligación de seguirla, él no puede recibir revelación para guiar las acciones de otra, ella está fuera de su mayordomía.” Casi siempre ha habido casos en los que ha habido personas con situaciones como estas: Una joven  me decía q el chico con el que salía le había dicho que había tenido una revelación y que debían casarse.  Sabemos que muchos de Uds. en alguna ocasión han estado en esta situación, y en muchos casos la joven se ha sentido intimidada por su deseo de seguir al Señor aun cuando sentía que el proceso era un tanto desagradable, y en muchos casos les decía que bajo ninguna condición uno debería sentirse obligado u obligada a aceptar tal propuesta sin antes haber tenido una confirmación personal. Algunas chicas habrán creído o pensado que porque el joven tiene el sacerdocio, el Señor se lo manifestara a él  y si es la voluntad del Señor tendré que obedecer Su voluntad. Hubo un caso similar en una entrevista a una joven de BYU próxima a casarse, ella hizo esta pregunta:  ¿Es correcto casarse con alguien si no lo amas? La pregunta me impacto ya que ella se casaba en tan solo unos días. Me comentó la historia de su cortejo y a pesar de haber ayunado y orado sentía que debía casarse pero que a pesar de todo eso siendo sincera con ella misma no lo amaba. Ella era una nueva conversa en la iglesia y sentía que porque  el joven tenía el sacerdocio,  lo respetaba y quería obedecer la voluntad del Señor pero a pesar de todo ello, ella no lo amaba. Hable con el joven y le dije que a pesar del amor que él le tenía,  no poseía ninguna autoridad sobre ella para obligarla a hacerlo algo que no sentía hacer. Después de unas entrevistas mas dejamos el asunto, hasta donde sé nunca  se casaron. Esto me sorprendió al saber cómo miembros inteligentes de la iglesia pueden confundir la forma de proceder del Señor en cuanto a estos asuntos. Esto nos puede llevar a un pensamiento “Si en verdad no quieres casarte con una persona, tal vez esa sea una buena señal de que no deberías”.