miércoles, 5 de enero de 2011

¿Con quien, Cuando y Porque nos casamos? Por John Bytheway .....Este fragmento ha sido traducido y dividido por mi en algunos temas que pertenecen al mismo discurso dado en Education Week en BYU., Tengo todo el material, asi que pueden dejar sus comentarios e informarme si desean el archivo de audio en ingles o la traduccion escrita al español en Word. A Continuacion Parte 1

Enfocate en lo que puedes controlar
Algunos años atrás alguien me llamo de la revista “New Era” y me pregunto si estaba dispuesto a escribir un artículo para una posible publicación, el asunto seria sobre la amistad. Me sentí halagado y les llame para saber sobre qué punto en especial querían que hable, y cuando me dijeron el tema me sentí consternado al saber que el titulo era: ¨ ¿Porque no tengo amigos?”. “Hermano Bytheway usted fue el primero que se nos vino a la mente”. Así que si abren en la revista de junio de 1998, encontrarán un artículo titulado “Yo no tengo amigos” por John Bytheway. Haciendo este articulo recordé algo que me paso en una conferencia de Jóvenes Adultos a la que asistí, un joven se acercó con lágrimas en los ojos y me pregunto “¿Cómo puedo agradarle a los demás?” Lo pensé por un momento y le respondí: “No creo que puedas agradar a todos, pero sí  creo que puedes hacer de ti una persona más agradable”, “Tal vez no puedas cambiar el corazón y las mentes de otros, pero siempre puedes cambiarte a ti mismo”. Muchas veces en nuestras vidas y como adolecentes y a veces como adultos nos enfocamos en cosas q no podemos controlar. Algunos de nosotros nos obsesionamos tanto con los deportes al punto de que todo nuestro ánimo está basado en si gano o perdió nuestro equipo favorito. Por ejemplo conozco a gente que ha tenido noches sin dormir porque su equipo de la NBA no paso a las finales. ¡Yo también quería que ganen! Pero me dije: “John, no puedes juntar tus sentimientos a las cosas que no puedes controlar” a mí también me gustaría sentirme bien y saber si haría un buen trabajo en una charla como esta, pero probablemente no lo sabré. Una de las cosas que los Jovenes Adultos mayormente piensan y preocupan es en salir en citas y casarse. Algunos encuentran una pareja fácilmente y  sin muchos problemas, pero otros encuentran el proceso de salir, cortejar y casarse un poco más difícil, es a este grupo al cual me dirijo esta noche. Imagínense estar en auditorio sentado frente a un hermoso piano, las luces se reflejan en el hermoso acabado de madera, estas cómodamente situado en una banca frente a él, rodeado de personas, la partitura en frente tiene el título: “Matrimonio un Dueto“. Durante la noche las personas se acercan a ti y te preguntan: “Hey, ¿porque no tocas esa música?” -“Me gustaría”, respondes, “pero es un dueto, necesito a alguien que se siente conmigo para tocarla”, -“Bueno, no estas tratando lo suficiente”. Entonces te preguntas si puedes tocar la música con tan solo 10 dedos. La segunda persona se acerca te dice: “Hey ¿porque no tocas esa canción?” –“Bueno tal vez no se han dado cuenta pero la partitura pide por un acompañante al momento de tocarla” y respondes: “Me gustaría tocarla pero alguien debe decidir sentarse a mi lado y tocar la canción conmigo, no puedo tocarla solo”, ellos responden -“Bueno tu podrías tocarla si tuvieras más fe”, luego te pones a pensar -“¿Mas fe?"¿Acaso la fe podría darme 10 dedos más?.  Ya no estas sorprendido cuando una tercera persona se acerca y te pregunta - “¿No vas a tocar esa canción?”,  -“Bueno me gustaría de verdad y sé que debería y además sé que la canción es hermosa pero necesito a alguien con albedrio así como yo para que voluntariamente venga a  tocarla  conmigo” y la persona responde: - “Bueno creo que tal vez eres muy selectivo”, aconsejan mientras se van. Para muchas de las cosas que deseamos en la vida simplemente decidimos lo que queremos, trabajamos por ello y lo conseguimos, pero el matrimonio es diferente. Alguien más  está involucrado y eso lo cambia todo, es casi como tratar de tocar un dueto por ti mismo. En pocas palabras, el matrimonio es el único mandamiento que no puedes cumplir por ti mismo, Puedes obedecer el diezmo, el día de reposo, puedes obedecer todos los otros mandamientos pero no puedes guardar el mandamiento de casarte por ti mismo, aunque en verdad hay otro mandamiento que se tiene que cumplir con otra persona y es el de multiplicarse y henchir la tierra pero es importante que cumplas primero el mandamiento del matrimonio. Cuando se habla del matrimonio alguien mas tiene que unirse a ti  voluntariamente, y el tener fe y no ser selectivo no tiene que violar el albedrio de otro. Toda la guerra en los cielos se basó en defender el albedrio que Satanás quería destruir, sucedió en ese tiempo y sigue siendo de vital importancia ahora en la tierra. No puedes hacer que alguien se enamore de ti y Dios no lo permitirá, por eso es muy particular e interesante el mandamiento de casarse a diferencia de otros. Así que no se frustren si aún no tiene a alguien con quien tocar el piano, solo recuerden que así como esas personas vienen a hacerte preguntas, mantén tu sentido del humor porque la verdad es que estas personas no se irán, solo cambiaran sus preguntas y cuando estés casado te preguntaran “¿Y cuando tienes tu tercer hijo?”. Así que preocuparse por cosas que no puedes controlar es una perfecta receta para la miseria, así que haz lo mejor que puedas pero no te obsesiones con el hecho de que estés soltero, algunas personas simplemente no pueden sacárselo de la cabeza, piensan en eso, hablan de eso y parece que direccionan cada conversación a ese tema no importa lo que les digas. Por ejemplo: “Escuche que van a ampliar el zoológico", - Si, y yo no estoy casado aun”, o pueden decir, “Ey van a cerrar la carretera esta noche" – Ah, si… y aún estoy soltero.  Y el problema con esto es que no es nada atractivo a los demás, nadie quiere estar con alguien con quien enfoca todo su tiempo sobre sus problemas y retos especialmente cuando no tienen control total sobre ellos. Por otro lado hay gente que siempre esta animada, siempre tienen algo aventurero dentro de ellos, o algún proyecto o plan, parece que simplemente ellos aman la vida y no se obsesionan sobre lo que no pueden controlar, al contrario se enfrentan con lo que si pueden controlar y viven sus vidas al límite, y ¿saben qué? ¡Estas personas si son atractivas! Es divertido estar con ellos, tiene confianza en sí mismos, su entusiasmo por la vida es contagioso, y debido a sus esfuerzos de haberse probado a ellos mismos y a otros, estas personas mejoran, se hacen más interesantes y más atractivos con el tiempo, en cambio otros parecen envejecer aún más. Hace un tiempo  mi  esposa y yo fuimos a la cárcel de Liberty  como visitantes, no como “huéspedes”,  y me quedé sorprendido por el pequeño tamaño de aquella prisión y me acongoje mientras pensaba en el profeta José Smith, alguien a quien respeto y admiro, que tuviera que pasar por el invierno 1839 en tan frio y oscuro lugar. En un punto de la visita le pregunte a las misioneras del lugar, ¿Dónde  está el baño?, - Ella respondió: “Oh bueno los guardias generalmente bajaban una cubeta del techo”. Me acongoje aún más al pensar en estos hombres que no tenían privacidad, y casi nada de dignidad, y  desde esa visita a la cárcel de Liberty, no he podido ser capaz de leer las secciones 121, 122, 123 de Doctrinas y Convenios en la misma forma que antes, todas estas vienen de ese lugar. Estoy agradecido por las palabras de la sección 123, debido a esa experiencia son más poderosas para mi ahora, el verso 17 de la sección 123 dice “Por tanto, muy queridos hermanos, hagamos con buen ánimo cuanta cosa esté a nuestro alcance; y entonces podremos permanecer tranquilos, con la más completa seguridad, para ver la salvación de Dios y que se revele su brazo.”  Noten que José no dijo, “déjanos hacer todas las cosas que están en nuestro poder”, pero dijo “hagamos con buen ánimo cuanta cosa esté a nuestro alcance”. Aun en esas circunstancias, José amonestaba a los santos a ser de buen ánimo. También dense cuenta que José también dice “hagan lo que pueden hacer”, parte de ese mensaje según creo yo es “no te enfoques en cosas que no puedes controlar”, “haz lo que puedas hacer” y confía en el Señor y deja que se encargue del resto. En cuanto al cortejo, solía bromear con mis amigos diciendo q me sentía más enérgico, más alegre, más lleno de vida cuando estaba soltero y no salía con nadie que cuando si lo estaba, y eso me parecía mal para mí, ¿Que no salir en citas no debería ser divertido?, ¿Cuál era la diferencia?, bueno cuando yo estaba saliendo, cometí algunos errores.  ¿Alguna vez les ha pasado, que si alguien pasa y te saluda o te sonríe estas de lo más feliz pero si no lo hace, estas desanimado con la cara larga, pierdes el apetito, y te preguntas que es lo que está pasando y te imaginas todos los peores escenarios posibles sobre lo que ha pasado o lo que hubiera sucedido y nos enfocamos en lo que no podemos controlar? Esto es peligroso porque cuando usamos la reacción de otros en nuestra vida y usamos eso como el barómetro para medir nuestro propio valor, es como si nos subieramos a una montaña rusa de emociones llena de subidas y bajadas. ¿Qué hacemos? Tratamos, y enfatizamos el “tratar”  para enfocarnos más en lo que debemos hacer y no en lo que no podemos hacer y ejercitamos la fe en el Señor en el resto.

1 comentario:

Laura dijo...

Una vez en una charla cuando era mujer joven hablaron acerca de como perdemos el tiempo sin darnos cuenta, que dejamos pasar momentos muy especiales al lado de nuestra familia y amigos por (aunq sin darnos cuenta) perder el tiempo y que siempre caiamos en lo mismo.
El estar PREOCUPADOS en otras cosas q no podemos controlar que no estan y q lamentamente no estaran en nuestras manos cambiar. Este mensaje me hizo recordar eso y realmente llego a la misma conclusion, perdemos minutos valiosos que quiza y es muy probable jamas volvamos a tener por cosas q realmente no valen la pena. Pienso q Nuestro Padre Celestatial nos pone las cosas necesitamos y que son importante a nuestro alcance, entonces para q preocuparnos d las q no?